jueves, 17 de abril de 2014

Toma de contacto con el Sigma 50mm./1.4 DG HSM "Art". Seguimos parando máquinas.

Cuando en diciembre escribí la prueba del nuevo Sigma 35mm/1.4 , no dudé en titular el artículo con un claro "Paren Máquinas!!". La puesta de largo de la nueva serie "ART" de este fabricante ofrecía un flamante 35 mm. que dejó todo el mundo perplejo por el rendimiento óptico que ofrecía a un precio mucho más económico que sus homólogos "oficiales".
Hace escasos meses, Sigma anunciaba su segunda referencia dentro de dicho segmento de alta gama, el nuevo 50 mm./1.4 DG HSM "ART". Un anuncio que rápidamente levantó mucha expectación vistos los resultados que ofrecía su antecesor, asegurando dicho fabricante que los resultados de su nueva referencia estaban más cercanos al imponente 55mm./1.4 Otus de Carl Zeiss que al resto de objetivos de la misma distancia focal del mercado.


El ofrecimiento de "Reflecta", importador de SIGMA en España, para mantener un primer contacto con esta nueva lente fue aceptado al instante, más teniendo en propiedad su 35mm./1.4 el cual sólo hace que darme alegrías y sobre todo tratándose de una distancia focal por la cual hacia tiempo estaba a la espera de comprar alguna referencia que me ofreciera buena calidad y sólida construcción. Sin más paso a detallar las sensaciones y prestaciones de este objetivo.

El nuevo 50mm./1.4 DG HSM  no es pequeño comparado por ejemplo con su homólogo de Canon. Este  monta filtros de 58mm. que comparados con los 77 mm. del Sigma ya os podéis imaginar la diferencia. De todos modos he de reconocer que lo imaginaba de un tamaño mayor, aunque al montar el parasol la presencia del conjunto es notable. Sus 815 gr. de peso no pasan desapercibidos vistos los 290 gr. que pesa el 50/1.4 de Canon. En la mano ofrece las misma sensación de robustez que el 35mm. serie ART de este fabricante y su look es elegante. El tacto de su anillo de enfoque es suave, algo más duro que el de una óptica Canon, y preciso, sin titubeos o juegos mecánicos. Una pala más de diafragma, 9 en contra de las 8 de Canon, tiene que ofrecer un mejor Bokeh y sus 13 elementos ópticos repartidos en 8 grupos deben aportar esa calidad que tanto promete SIGMA. Pero, ¿es así?

Sin perder ni un minuto empiezo la prueba, no sin antes comprobar al ajuste de foco. Cuando adquirí el 35mm tuve que ajustar el micro enfoque ya que montado en la 5D Mark III  me daba frontfocus. Ojo !!! no os asustéis, mi 35mm./1.4 L de Canon me daba más diferencia que el Sigma. 
La comprobación de foco es algo que debemos tener muy presente cuando compremos una lente. Perder unos minutos en estos menesteres puede ofrecer a la postre inmensas alegrías. 

Los primeros disparos me decepcionan y no acaba de tener la rabia de foco que esperaba. Compruebo microfoco y aplico una corrección de 0,7. Touche !!! ahora si, ahora todo es nítido y el recorte es soberbio. 
Como todos sabréis, cualquier óptica da sus mejores resultados en diafragmas intermedios y aunque siempre evito disparar a diafragmas abiertos a menos que las circunstancias lumínicas lo exijan,  quiero comprobar su rendimiento a su máxima abertura. En ese territorio, muchas lentes sufren y el foco pierde definición, lo que llamaríamos vulgarmente rabia de foco, ofreciendo una sensación de enfoque, digamos,  blanda. 
Observar esta primera fotografía, se trata de un recorte al 100% de la imagen posterior. 



Está disparada a f/1.4 y como podéis ver la zona de foco del ojo nos ofrece una calidad soberbia, dando un recorte y una definición muy alta tratándose de su máxima abertura. Si esto es así, imaginar el aumento de calidad si cerramos dos o tres pasos el diafragma. 
Observamos otro ejemplo aprovechando que llega la noche. 


Hemos visto los resultados a distancias cortas, vamos ahora a comprobar que ocurre el largas distancias. Desde mi balcón, puedo observar a lo lejos unos carteles publicitarios iluminados que se convierten en un suculento objetivo para realizar dicha comprobación. La imagen anterior es un recorte al 100% de la siguiente imagen.


Aprovecho la bandera independentista que tiene un vecino para hacer la misma comprobación. Veamos primero el recorte al 100% y luego el encuadre entero.



Como podéis comprobar, no me ando con chiquitas a la hora de mostrar una parte muy pequeña de la imagen. Los resultados saltan a la vista. El sistema AF es silencioso, rápido y preciso
La resolución que ofrece esta lente es realmente sobresaliente y sino observar la siguiente  imagen y el encuadre entero de la misma. Si, la foto es miserable pero os la quiero mostrar para que os fijéis en los pelos de la chica que se levanta detrás de su cabeza, bien podríamos contarlos.




Estamos ante una óptica de alta calidad. Con ella, Sigma sigue la senda abierta con su 35 mm./1.4 ART  y convierte este 50 mm. en un opción muy interesante. Su calidad está por encima de su homólogo en Canon pero tal vez sin llegar al Otus de Carl Zeiss, y digo tal vez porque no podemos emitir un veredicto sin haber probado dicha lente, recordemos que esta lente Zeiss ronda los 3.500 Euros y eso debería notarse en sus prestaciones ópticas. 
A falta de Carl Zeiss, tengo interés en comparar en una misma situación el 50mm de Sigma con el propio de Canon, en concreto el 50mm./1.4 EF USM. Antes que nada debo aclarar que dicho lente lleva sus años en el mercado y su relación calidad precio es de lo mejorcito que hay en el mercado, ubicando su punto flaco en la falta de una construcción más sólida, y que vamos a enfrentarlo a un "recién nacido", con todos los avances que ello puede comportar. Para ello me desplazo hasta Casanova Foto donde muy amablemente me prestan una unidad para llevar a cabo la comparación in situ. 
Como sabéis, siempre intento realizar los test de cualquier material sometiéndolo a lo que sería una situación que me pudiera encontrar a la hora de trabajar. Así que con la luz reinante en la tienda busco algún lugar donde realizar una fotografía a la máxima abertura de ambas ópticas.  Un catálogo de Leica será mi presa y me centro en las pequeñas letras que hay impresas en la portada.


Ocurre los que nos temíamos. El paso de los años pasa factura al Canon de forma fulminante y a máxima abertura de diafragma la diferencia es más que notable. Aquí no hay ni trampa ni cartón, ambas fotos son capturas del documento RAW a tamaño de pixel y sin ajustar nada. También debo advertir que el precio del Sigma es más del doble que el Canon, ya que saldrá a la venta por 950 Euros, precio venta al público. Su lanzamiento está previsto para finales de mayo

Dicho esto y observando estos resultados podemos decir que la nueva referencia de SIGMA es la opción más interesante que hay actualmente en el mercado. Algo que tal vez podría variar si en algún momento Canon decidiera lanzar al mercado un 50mm./1.4 de la serie "L", con una buena construcción y sellado. Ante esta tesitura posiblemente este Sigma tendría un duro competidor, pero por el momento no es así. Puestos a pedir, sería más que interesante que a estos objetivos de la serie ART se les incorporara el sellado que tienen las ópticas de la serie "Sport" de este fabricante. Algo que la gran mayoría agradeceríamos. 

Mañana, Viernes Santo, Sigma lanzará una actualización del software con el cual y la base dock de este fabricante podemos ajustar diferentes parámetros de esta y el resto de lentes. Para todos aquellos que lo tengan instalado en el ordenador, desde Sigma nos comunican que debe desinstalarse e instalar la nueva actualización. 

sábado, 12 de abril de 2014

ArnedilloFoto empieza el curso 2014.

Antes de iniciar este post, quisiera disculparme por el retraso en actualizar el blog. Finalizar el montaje de "La Caja de Cerillas", sumado a otras cuestiones profesionales, me ha tenido "incrustado" en el ordenador con el fin de tener todo listo para el próximo 19 de junio, día el cual este documental verá la luz.
Pero antes de ese día, quedan todavía muchas cosas por hacer y entre ellas quisiera comentar el inicio de los talleres de ArnedilloFoto y esta vez es un placer para mi ser la persona elegida para impartir el primero.


El pasado octubre tuve la suerte de asistir al que Navia realizó en estos páramos cercanos a las Tierras Altas. La experiencia fue buenísima por el docente en cuestión, por el grupo de gente que asistimos y por el placer de conocer un lugar realmente maravilloso.


En este taller hablaremos sobre fotografía, edición gráfica, fotoperiodismo y desglosaremos el proceso de creación del documental "La Caja de Cerillas", donde intentaré explicar las pautas, planteamiento y proceso de filmación. Veremos también como se rodó "Calcio Storico", para todos aquellos que estén interesados en el formato documental corto (lo siento, odio la palabra Multimedia). Como se abordó tanto a nivel narrativo como técnico.
Si os apetece asistir, tenéis toda la información necesaria en este enlace. La cita será el 10 y 11 de mayo. 
Y sobre todo, si finalmente os animais, no os olvideis el bañador. El chapuzón nocturno en las pozas de agua caliente que hay en esta localidad es maravilloso y todo un ritual de estos talleres fotográficos.

sábado, 22 de febrero de 2014

Los POYI siguen premiando la edición gráfica de los periódicos.

Hace tiempo leí una frase de un entendido en la materia del diseño de los periódicos: "… el buen diseño es aquel que no se ve, sólo se percibe sutilmente y siempre está al servicio de la información, sea escrita o fotográfica."
No recuerdo su nombre pero me pareció tan acertada que siempre la he recordado. Con ella, el especialista en cuestión no menospreciaba el diseño, nada más lejos, sino que valoraba aquellos que se aplicaban de un modo elegante y a la vez silencioso. Eran épocas en las que la infografía se abría espacio. Otro modo de informar tan importante en cualquier Medio de información actual que se precie.

En TheWside hemos hablado repetidas veces sobre esas proporciones apaisadas o tubulares que inundan las páginas de muchos diarios nacionales, sometiendo a las imágenes a cortes imposibles y en muchos casos sin sentido. Sus defensores les llaman "cortes atrevidos", el resto los consideran puntualmente acertados cuando la composición de la imagen tiene espacios que permitan ese corte.

Como anuncié en el pasado post, los premios POYi (Pictures of the Year International) están deliberando sus ganadores desde hace un par de semanas. El jueves pasado tomó el protagonismo las categorías destinadas a premiar las puestas en página de reportajes e informaciones diarias en la prensa escrita. Para dicho menester, los medios participantes debían mandar portafolios con sus páginas en PDF.

La proporción de los tabloides norteamericanos es en general más estrecha comparada con nuestros medios. Esto no es un impedimento para ofrecer dobles páginas donde la apuesta por la imagen dialoga con el texto en perfecta armonía.
En esta edición ha sido The New York Times quien ha alcanzado el peldaño más alto.


Con páginas únicas destinadas a reportajes donde la imagen toma el protagonismo o bien dobles páginas en las que la compaginación de las mismas destaca por respetar las proporciones originales de la imagen, aunque se trate de fotos cuadradas como el tercer ejemplo. Las fotos "tubulares" o apaisadas brillan por su ausencia como podéis observar en los tres siguientes ejemplos.




Otro buen ejemplo de edición gráfica son estas cinco páginas publicadas en la sección de Deportes de este rotativo americano.


En segunda posición ha quedado "The Washington Post", con una apuesta por la imagen muy similar al primer clasificado donde de nuevo destaca ese respeto por la proporción de la imagen.



En estos casos incluso no existe la imagen que atraviesa el lomo del diario facilitando la lectura visual del reportaje.
Destacar la serie de dobles páginas presentada en las que como Christopher Morris, Natchwey o Stanley Green toman un total protagonismo.



Todo está inventado, sólo se debe aplicar con sentido común y es lo que cumplen todos los ejemplos de edición gráfica que os he mostrado en este post donde el diseño y compaginación juegan a favor de la información.