viernes, 20 de septiembre de 2013

Distancias focales Acuáticas (IV)

Todavía nos quedaban pendientes más entradas de la serie que inicié el pasado 6 de agosto sobre la cobertura gráfica de los pasados Mundiales de Natación, destinada a todos aquellos que están estudiando o bien nunca han cubierto una competición de esta índole y explicar con ella que tipo de lentes se utilizaron. Tras el waterpolo permanecemos en Montjuich pero cambiamos de sede andando unos pocos metros para adentrarnos en el Palau Sant Jordi.


Si bien la ceremonia de inauguración estrenó esta instalación, por cierto, una gala absolutamente soporífera y con una acusada falta de imaginación, sería con las nadadoras de Sincronizada cuando realmente levantara el telón. De la ceremonia en cuestión solo salvaría la imagen que abre este post realizada con un 500/4 con posterior reencuadre por la distancia entre mi posición respecto al objetivo a fotografiar.
Rápidamente observé que con dicho objetivo, las pruebas de Natación reclamarían muchos más milímetros de lente por la lejanía entre nuestra posición y los competidores, así que solicité al Club Profesional Canon un 800 mm. que me llego al cabo de sólo dos días gracias a la gestión de Quique Castilla de SerPlus y Daniel Sastre del Club CPS Canon.
De todos modos, para las pruebas de Sincronizada que me tocó cubrir, con el 500m o incluso el 300 podíamos obtener buenos tiros. La piscina estaba rodeada de una gran plataforma llamada "playa" donde solo tenían acceso las agencias de información. Desde la misma, el tiro era mucho más cercano y podías conseguir imágenes con fondos oscuros, neutros, donde por ejemplo, la figura de las competidoras en las acrobacias quedaban destacaban muchísimo más.
A falta de esa posición, la cuestión era evitar en lo posible todas la publicidad que existía alrededor de la piscina, intentando solo capturar fondo con agua. Las posiciones eran más o menos libres, todo y existir zonas acotadas para los fotógrafos.
La sincronizada ofrece imágenes de gran belleza, sea en la modalidad individual, duetos o equipos, y desde la parte más alta del pabellón la perspectiva era bastante buena, eso si, contando para ello con un teleobjetivo largo como la siguiente imagen realizada con el citado 800mm. durante la participación del equipo español, con Ona Carbonell en el centro de la imagen.


Otra de las posibilidades era disparar a una velocidad de obturación muy lenta, jugando de este modo con el movimiento del agua y de las propias competidoras. La siguiente fotografía se realizó a 1/15 de seg. con el 500mm.


En todo caso, la cuestión era ir probando alternativas sin obviar imágenes, digamos más normales, para tener fotografiados todos los equipos. Un claro ejemplo de ello es la siguiente imagen del dueto australiano realizada también con el 500mm a 1/1250 seg. y a 2.500 ISO.


Si bien tanto en la competición individual como la de duetos, un tiro lo más bajo posible podía ofrecer buenas imágenes, para las modalidad de grupos consideré que un punto de vista muy elevado tal vez era el más indicado. Seguimos con el 800mm. disparando a 4.000 ISO para obtener fotografías al estilo de las siguientes.






Imágenes todas ellas donde prioricé captar alguna expresión de la competidora por encima de capturar todas las componentes del equipo. 
Si por el contrario quería mostrar en la imagen el equipo en toda su totalidad, debíamos esperar las figuras que nos permitieran captar sus caras.


Una deporte durísimo y con una altísima carga estética que permitía obtener unas imágenes muy plásticas.
En la próxima y ultima entrega de esta serie veremos la cobertura en las pruebas de natación, a mi entender, la competición que fue más complicada de cubrir, pero por el momento os dejo con la estética de estas sirenas de la piscina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada