sábado, 5 de junio de 2010

O muy alto, o muy largo.

El rediseño en los diarios viene normalmente acompañado por una serie de incertidumbres por parte de redactores y fotógrafos hasta que llega el día señalado y se muestra el producto final.
Las opiniones se dividen entre lo positivo y lo negativo al observar de que manera afectará esa reestructuración gráfica al trabajo diario, tanto sea escrito como fotográfico.
En el apartado que nos corresponde, los rediseños han incorporado en la mayoría de medios de información las llamadas redaccionalmente como “butifarras” o “cortes atrevidos” donde la imagen queda seccionada por una proporción o muy alta o muy apaisada.

En un principio, estoy de acuerdo con este tipo de “diagonales” siempre y cuando tengamos en nuestro poder una imagen con esas características. Lo malo es cuando se establece esa proporción sin conocer el material que el fotógrafo o la agencia de turno enviará.

Tres ejemplos de horizontalidad algo extrema.


No hay que buscar mucho. Si nos remitimos a fechas cercanas podemos ver este diseño aplicado tanto en portadas como en páginas interiores de distintos rotativos nacionales.
Si bien es una apuesta de la sección de Diseño que los fotógrafos debemos respetar en lo posible, creo que un término medio sería mucho más acertado y permitiría mostrar mucho mejor el trabajo de los fotoperiodistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada